AMPEL | Asociación de Mujeres Profesionales en Lisboa

Portugal, al borde del abismo

Por Begoña Íñiguez. Artículo publicado en El Correo Gallego




La confirmación del rescate de Portugal, el tercero de su historia, ha llenado de alivio a unos pocos y ha sumido en un mar de pesimismo, preocupación e incertidumbre a la gran mayoría de nuestros vecinos.

Es cierto que ésta era una noticia anunciada, como recordaba, el otro día, un analista luso que en diciembre pasado vaticinó que Portugal pediría asistencia financiera a finales de marzo, y se equivocó en seis días.

El panorama no puede ser más desolador, en la calle las protestas comienzan a ser una costumbre, en un país que hasta hace unos meses se definía a sí mismo como tranquilo. No hay semana en la que no se convoque una huelga, fundamentalmente de las empresas públicas de transportes, que están al límite, y si no se hubiera producido el rescate no tendrían dinero para pagar los sueldos del próximo mes. Ejemplo reciente del descontento colectivo fue la exitosa manifestación de la generación sin un duro "a rasca" que colapsó las calles de las principales ciudades lusas con una multitud de gente de todas las edades, afiliaciones partidarias, creencias y formación reivindicando pacíficamente una mejora de su precariedad o de su desolador día a día.

La profunda crisis política abierta tras la dimisión del primer ministro, el socialista, José Sócrates, el pasado 23 de marzo, ha abierto una brecha con difícil curación, y más tras conocer las condiciones que Bruselas, el FMI, Fondo Monetario Internacional, y el Banco Central Europeo, han impuesto a Portugal para recibir el rescate de 80.000 millones de euros.

El Gobierno en funciones del socialista José Sócrates está obligado a llegar un acuerdo, antes del 16 de mayo, con su rival directo, el PSD, de Pedro Passos Coelho, probable vencedor de las elecciones legislativas, del 5 de junio. Sócrates y Passos Coelho tendrán que definir un paquete de medidas de ajuste dramáticas, mucho más duras que las establecidas en el PEC IV, que fue rechazado unánimemente por toda la oposición en el Parlamento luso y precipitó la dimisión de S­ócrates.

En este caso no hay red, el abismo está a la vuelta de la esquina. Si no llegan a un consenso para reducir el déficit público a un 4,6% en 2011, privatizar numerosas empresas públicas que están en números rojos, reestructurar el mercado laboral y mantener la solvencia y la liquidez del sector financiero, el primer paquete de ayuda de Bruselas no llegará. Además, el bloque de asistencia inicial, que se estima en unos 15.000 millones de euros, es vital para tapar los agujeros de las cuentas públicas y poder pagar, entre otras cosas, los sueldos de los funcionarios de los próximos meses.

Por si fuera poco, tras las elecciones, se avecina un panorama de más negociaciones. Las encuestas dan la victoria a Pedro Passos Coelho sin mayoría absoluta, lo que le obligará a negociar con el CDS-PP, del conservador Paulo Portas, o con el PS de José Sócrates.

Se da por hecho que habrá que establecer un gobierno de "bloco central" bloque central, de varias fuerzas partidarias, como el de comienzos de los años ochenta del siglo pasado, cuando Portugal pidió el rescate al Fondo Monetario Internacional por segunda vez.

Ante este panorama desolador, no es de extrañar que sean muchos los que se pregunten si Portugal va a ser capaz de aguantar, una vez más, las embestidas de la crisis financiera y estructural en la que lleva sumido desde el año 2002, y vencer este durísimo desafío.

¿Será capaz de alejarse del abismo? En manos de nuestros vecinos está ahora dejar, un vez por todas, su histórico pesimismo y comenzar a asumir que no hay retorno. Ésta puede ser la última oportunidad para realizar reformas estructurales y terminar con una sociedad muy desigual, en la que las élites de siempre, siguen controlando casi todo.

Link artículo El Correo Gallego

Patrocinadores

BBVA patrocina este site REPSOL patrocina este site

Ampel apoya...

Redes sociales

facebook ampelinstagram ampellinkedin ampel

Desenvolvimento web Posiciona WebLab